Las figuras del padre y cambios en su estutus

figuras-del-padre

Aquello que has heredado de tus padres
reconquístalo si quieres poseerlo.

Goethe. Fausto

Las figuras del padre y los cambios en su estatus que se han ido dando a través de la historia es el tema que vamos a desarrollar en este artículo.

La familia

En «Los complejos familiares en la formación del individuo” ([1938] (Otros escritos, Buenos Aires: Ed. Paidós, 2012, p. 34-35), dice Lacan: 

“Entre todos los grupos humanos, la familia desempeña un papel primordial en la transmisión de la cultura. Si las tradiciones espirituales, la preservación de los ritos y de las costumbres, la conservación de las técnicas y del patrimonio le son disputadas por otros grupos sociales, la familia prevalece en la primera educación, la represión de los instintos, la adquisición de la lengua llamada precisamente materna. De este modo, ella rige los procesos fundamentales del desarrollo psíquico, esta organización de las emociones de acuerdo con tipos condicionados por el ambiente que es, según Shand, la base de los sentimientos; más ampliamente, ella transmite estructuras de comportamiento y de representación cuyo juego desborda los límites de la conciencia.
La familia establece así entre las generaciones una continuidad psíquica cuya causalidad es de orden mental.” 

El desarrollo particular de las relaciones sociales en la especie humana está condicionado por las especiales aptitudes de comunicación mental y por un funcionamiento de las pulsiones susceptible de conversión y de inversión.

Continuar leyendo «Las figuras del padre y cambios en su estutus»

El mito de la sagrada unidad

mito-unidad

El mito de la sagrada unidad, es decir, la ilusión o la suposición de hacer Uno con el Otro es el tema del artículo de hoy.

El amor consiste en sentir que el ser 
sagrado late dentro del ser querido

 Platón

Lacan define al neurótico, al perverso y al psicótico como caras de la estructura normal (en el Seminario IX, inédito: La identificación, número 9 del 13 de junio de 1962): 

“… el neurótico, como el perverso, o el psicótico mismo, no son más que caras de la estructura normal. El neurótico es lo normal, mientras que para él, el Otro con mayúscula tiene mucha importancia. El perverso es lo normal, mientras que para él, el Falo —el grande, que identificaremos con ese punto que da toda su consistencia a la pieza central del plano proyectivo—el Falo tiene toda su importancia. Para el psicótico, el cuerpo propio que se distingue en su lugar, en esta estructuración del deseo, el cuerpo propio tiene toda la importancia”.  

Continuar leyendo «El mito de la sagrada unidad»

La producción del sujeto del lenguaje

Las palabras y los síntomas

Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar en que se forma el silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa.

La palabra que sana. Alejandra Pizarnik

Las palabras, que son las responsables de la producción del sujeto del lenguaje, alimentan los diálogos amorosos o los insultos odiosos y toda la construcción cultural humana.

“Cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa”, escribía Pizarnik (recogido de “La palabra que sana” en El infierno musical (1971), Semblanza, México: Fondo de Cultura Económica, 1992.)

El acto de la palabra en Psicoanálisis es el que produce la transferencia simbólica eficaz que es en sí la condición de la cura.

Pero la cualidad de esa eficacia, que construye en el análisis una productividad creciente, excluye cualquier referencia a una finalidad determinada y menos aún una cuantificación estadística, utilitaria o protocolaria.

Continuar leyendo «La producción del sujeto del lenguaje»

Educar, gobernar y psicoanalizar

educar, gobernar, psicoanalizar

Educar, gobernar y psicoanalizar son los tres compromisos que Freud y Lacan consideran imposibles de cumplir, ya que los resultados de las tres actividades nunca serán completamente satisfactorias: siempre hay algo que no se obtendrá ni logrará.

El sujeto humano está estructuralmente en falta, no puede erradicar lo real de sus pulsiones, que no tienen orden ni ley, ni acceder al objeto de deseo.

Educar

La incompletud que caracteriza al sujeto humano no impide al buen maestro intentar la tarea educativa siempre que sepa ser un gestor de incertidumbres, es decir, que pueda tolerar un cierto no saber, tanto acerca de lo que trasmite como sobre la diversidad y complejidad de los deseos de los alumnos y del suyo propio.

Continuar leyendo «Educar, gobernar y psicoanalizar»

Sobre la censura

sobre-la-censura

Toda censura es un juicio de valor. El uso común de la noción de censura tiene que ver con la eliminación eficaz de lo que puede poner en tela de juicio la imagen pública de lo que re-presenta un poder. El poder como capacidad de hacer.

Etimología del término

Derrida recurre a la etimología del término para ubicar su sentido y, aunque su estudio no prosigue por esta relación, la recojo porque incide en su eficacia, en la efectividad de la operación de delimitar la expansión de un pensamiento.

El census (sobre la raíz del verbo censere, que significa resultado de la valoración) es el recuento de los ciudadanos y la valoración de sus propiedades.

Es, podríamos decir, lo que representa su contabilidad, contingencia que introduce la diferencia, lo que se sitúa en Otro lugar, modalidad primaria de toda censura.

Continuar leyendo «Sobre la censura»

Adolescencia

grupo-adolescentes

La adolescencia es un periodo de cuestionamiento y búsqueda. «Soy el incendiario de palabras de adolescente» escribe Joan Salvat-Papasseit.

Este período adolescente está marcado por los cambios, que son promesa de toda la vida por delante, de toda la fuerza, de toda la ilusión…

“Flor de la edad”, “divino tesoro”, “albor de la vida”, “edad del pavo” son diversas maneras de nombrar la adolescencia, desde la idealización hasta el desprecio.

Continuar leyendo «Adolescencia»

¿Qué es un niño o una niña y de dónde viene?

qué es un niño o niña y de dónde viene

¿Qué es un niño o una niña y de dónde viene? Intentaremos responder a esta pregunta y para ello hemos de hablar de lo que ocurre antes de nacer.

Antes del nacimiento

Antes de su nacimiento, ya se habla del niño por venir, ya tiene un nombre, los anhelos, los temores, las contradicciones y los propios deseos inconscientes de los padres.

También los de los abuelos y de las generaciones anteriores, que los padres que esperan a ese niño portan inconscientemente, y que le transmitirán a través de sus discursos sin saberlo.

Continuar leyendo «¿Qué es un niño o una niña y de dónde viene?»

La memoria del miedo

memoria del miedo y psicoanálisis

El diario El País publicó hace un tiempo una nota de prensa titulada “La memoria del miedo se puede borrar sin utilizar fármacos”, firmada por Javier Sampedro.

Javier Sampedro se hace eco de la publicación en la prestigiosa revista científica Nature de una investigación firmada por Elisabeth Phelps y Joseph Le Doux de la Universidad de Nueva York. 

Dicha investigación trata de la creación de una técnica para borrar, sin utilizar fármacos, la memoria del miedo. 

El director del Instituto Nacional de Salud Mental, uno de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, que ha financiado el estudio, afirma: 

“Este trabajo, inspirado en la ciencia básica con roedores, promete una aplicación como terapia contra la ansiedad y el estrés postraumático.”

Continuar leyendo «La memoria del miedo»

Un tratamiento diferente y singular

Pedir ayuda al psicoanalista

La vida es nuestro canto 
en la fracción de tiempo que nos toca.

Vicente Huidobro

Decimos del psicoanálisis que es un tratamiento diferente y singular. Veamos por qué lo afirmamos.

El trabajo de un análisis: un tratamiento singular

Quienes se preguntan por el motivo de su padecer y pueden hacer el trabajo de un análisis (ese viaje al interior de “lo que cree ser”) van abandonando por el camino las razones limitativas y engañosas.

Todas las identificaciones, verdades e insignias que lo representan y lo arrastran a ser fiel abanderado de un ideal, caducan al vivenciarlas en el análisis como otra producción racional que disfraza la enunciación inconsciente del sujeto. Una enunciación inconsciente menos heroica pero más enriquecedora, auténtica y veraz.

En ocasiones, estas constataciones llevan al analizante a decir: “si lo sé, no vengo”. Porque a costa de “reducir todos los prestigios de su yo”, descubre la familiaridad de los significantes que marcaron su vida y alienaron su deseo.

Puede entonces asumir la paternidad de su historia y de sus goces, lo que le hace exclamar: “por qué no vine antes”.

Continuar leyendo «Un tratamiento diferente y singular»