Asistencia

En Acto tratamos los diversos trastornos psicológicos y problemáticas de la infancia, la adolescencia y los adultos, y ofrecemos los tratamientos más adecuados a cada caso.

Solicite entrevista: ☏ +34 934 140 814 (de 16 a 20h)

ÁREAS DE ATENCIÓN:

La infancia

En la infancia son muy diversas las manifestaciones sintomáticas que pueden aparecer, algunas de las cuales son con frecuencia:

  • Trastornos del aprendizaje escolar e inhibiciones intelectuales. 
  • Problemas de conducta: agresividad, aislamiento, etc. 
  • Incontinencia de esfínteres (orina y heces). 
  • Déficit de atención. Hiperactividad. 
  • Fobias y miedos infantiles. Retraimiento y dificultades de relación social. 
  • Depresión infantil. 
  • Trastornos del sueño, de la alimentación, del juego. 
  • Manifestaciones psicosomáticas. 

Si su hijo o hija presenta algún tipo de trastorno, solicite la ayuda de nuestros profesionales.

La adolescencia

El tiempo de desajuste que supone la adolescencia también requiere en muchas ocasiones la intervención y la ayuda de un psicoterapeuta.

tratamientos psicoterapéuticos a adolescentes
Asistencia a los adolescentes que sufren malestares psíquicos

Los síntomas que puede expresar el sujeto adolescente adquieren diversas formas: 

  • ansiedad, angustia, timidez, inhibición;
  • depresión, aislamiento, apatía;
  • desorientación, abandono de los estudios, agresividad;
  • trastornos de adaptación, adicciones;
  • trastornos de la alimentación: anorexia, bulimia, vigorexia, etc.

Ofrecemos tratamientos psicoterapéuticos para superar situaciones difíciles. Solicite la ayuda de nuestros profesionales.

Los adultos

Estas son algunas de las problemáticas y síntomas que pueden manifestarse en hombres y/o mujeres:

  • angustia, ansiedad, depresión, 
  • miedos y fobias, 
  • frigidez, estrés,
  • inhibiciones, obsesiones, 
  • dudas, manifestaciones psicosomáticas…
  • trastornos del sueño, adicciones, 
  • agresividad,
  • trastornos de la sexualidad: eyaculación precoz, impotencia, anorgasmia, etc.; 
  • bajo rendimiento laboral, estrés laboral, etc.; 
  • relaciones conflictivas; 
  • un ejercicio de la paternidad confuso e insatisfactorio, etc.

La atenta escucha del profesional que le atienda determinará el tratamiento más adecuado a su caso.

Solicite nuestra ayuda.